Esas traviesas neuronas VIII (Entropía)

October 22, 2017

Esas traviesas neuronas VIII

Entropía

Marcos Barraza Urquidi

           

            Antes de seguir con esto de la dopamina que por cierto nos ayuda a entender muchas de las cosas que os pasan me gustaría ahondar un poco mas en el funcionamiento de las neuronas.

            Como aficionado a la física recurro frecuentemente a la conferencia que dio el genio de la Física Cuántica Erwin Schrödinger en Dublín en 1944 titulada ¿Que es la vida? Para entender o creer que entiendo la biología.

            En esa conferencia Erwin definía la vida como una bella danza de Entropía, energía e información, salvo el concepto de Entropía los otros dos nos son muy comunes, en los artículos anteriores hemos hablado mucho de ellos.

            La energía como un pulso electromagnético que libera neurotransmisores y estos como unidades de información que determinan lo que se va generar con ese pulso.

            Pero la ¿Entropía? Salvo quienes estudiaron termodinámica han oído hablar de ella y me atrevo a afirmar que se aprendieron la fórmula de memoria para hacer los ejercicios del examen y si la vida profesional los llevó a diseñar máquinas térmicas seguro que siguen alguna receta o consultan las tablas del fabricante y “No problem Sir”

            Pero no se preocupe la influencia de la entropía en la célula la va a entender perfectamente con una sola palabra, ahora que si se quiere adentrar al tema le recomiendo el libro “Caos para principiantes”

              Antes de revelarle esa palabrita vamos a ver como se genera ese pulso liberador de neurotransmisores.

            Como en un carro para generar potencia necesita un combustible y oxigeno, pasa lo mismo en la célula necesita glucosa y oxigeno que le proporciona la sangre.

            Cuando la célula requiere estos nutrientes, envía una señal a los capilares cercanos para que se abran e irriguen esa zona del cerebro, entra la glucosa y la molécula maravilla, la hemoglobina con su cargamento de oxigeno, la glucosa y el oxigeno llega a la mitocondria, un membrana “RockStar” de la que se ha hablado mucho.

            Ahí se generan unidades de ATP y se libera bióxido de carbono, la mitocondria cambia su magnetismo y toma el bióxido de carbono para llevarlo a los pulmones y negociar oxigeno a cambio del bióxido de carbono.

            Ya con las ATP la neurona lo utiliza para darles “toques” a las otras y no crea que esta corriente es algo trivial en algunos peces el voltaje generado llega a los 470 volt suficientes para matar a sus presas, en nuestro caso son voltajes que aceptan fácilmente las otras neuronas y que dado que es por instantes se recupera, aunque en el caso de las drogas el voltaje es fuerte y persistente llegando a dañarlas o como dicen en mi barrio, “esas cosas te van a quemar las neuronas, bato”.

            Resumiendo, se abren los capilares, se inunda la zona de sangre, la neurona toma glucosa y oxigeno, se genera energía o ATP , sale el potencial de acción, se liberan neurotransmisores y se logra el efecto deseado.  

             Aquí nos explicamos el porque el cerebro es el principal consumidor de glucosa y oxigeno ya que trabaja 24 horas al día 7 días a la semana y si falta unos minutos lo despiden para siempre.

            También tiene sentido el que a diferencia de las proteínas y vitaminas, el organismo conserva la glucosa en lugar de eliminarla porque no se puede quedar sin glucosa ni un minuto, mientras que en el caso de vitaminas y proteínas puede esperar por eso para ser mas eficiente deshecha lo que no usa, pero en el caso de la glucosa lo convierte en lípidos, “grasa” y lo almacena en el abdomen, glúteos, panza etc. bueno usted ya sabe.

            Regresando a la entropía, la palabra clave es “envejecimiento” en el proceso de generación de ATP se generan radicales libres que van haciendo que la mitocondria pierda elasticidad.

            Llegamos pues a la paradoja que entre mas usemos el cerebro más se acaba pero si no lo usamos se atrofia y es más propenso a las enfermedades cerebrales, aunque parece que hay una esperanza con los regeneradores celulares de los cual también le platico ampliamente en Caos para principiantes.

            Le invito a que me lea la próxima semana con el tema de la Dopamina, las drogas y el dolor.

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

August 20, 2018

April 30, 2018

Please reload

JOIN MY MAILING LIST
RECENT POST
Marcos Barraza Urquidi
Marcos Barraza Urquidi
  • Grey Facebook Icon
  • Grey Twitter Icon
  • Grey Pinterest Icon
  • Grey Instagram Icon
  • Grey Snapchat Icon

© 2017 by Marcos Barraza with Wix.com

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now