Marcos Barraza Urquidi
Marcos Barraza Urquidi
  • Grey Facebook Icon
  • Grey Twitter Icon
  • Grey Pinterest Icon
  • Grey Instagram Icon
  • Grey Snapchat Icon

© 2017 by Marcos Barraza with Wix.com

Esas alegres Neuronas XXVII, La evolución del cerebro

 

La evolución del cerebro

-Oiga compadre ¿es cierto que los seres humanos tenemos 3 cerebros?-

-¿Y porqué no ha reclamados los suyos?

      Si queremos conocer la historia del ser humano, homo Sapiens Sapiens, tenemos el mejor libro de historia justo arriba de nuestros hombros en esa bola llamada cerebro.

El Dr. Paul divide el cerebro humano en 3 partes

que supuestamente reflejan nuestro desarrollo en diferentes eras.

           Sugiere que tenemos tres computadoras biológicas interconectadas donde cada una de ellas posee su propia inteligencia, su subjetividad individual, su personal sentido del tiempo y el espacio, su memoria personal y sus funciones diferentes, en pocas palabras que somos tres personas en un mismo organismo.

            Me imagino que el Dr McLean no conocía bien a las mujeres porque entonces habría elaborado la tesis de que somos 100 personas en una.

            Por sentido común pienso que siempre hemos tenido estos tres cerebros, aunque cabe la posibilidad de que los desarrollos hayan sido en la forma como lo plantea el Doctor McLean

            La parte más antigua o básica el “Arquipalio” conocido en el bajo mundo como Cerebro reptil, complejo R o complejo de los reptiles, la integran el mesencéfalo asociado con el cerebelo.

            El siguiente cerebro es el paleopalio, llamado también cerebro medio, cerebro mamífero, mesencéfalo o cerebro límbico y luego se quejan los biólogos que no sean simpáticos a la mayor parte de la población si se la pasan cambiándoles el nombre a las cosas.

            EL tercero es el Neopalio o cerebro nuevo, neocórtex, corteza cerebral o prosencéfalo, hágame usted el favor con estos nombrecitos.

Simplificando si los quiere llamar por su nombre científico recuerde estas cuatro palabras, Arqui, paleo y Neo a los  que les agrega la palabra palio y ya tiene los nombre científicos que por cierto pocos usan.

           SI los quiere enlistar por los nombres mas usados recuerde estos nombres, al primer cerebro cerebelo, aunque incluye el tallo, el segundo cerebro, mesencéfalo y al tercero neocórtex.

        Aunque lo verdaderamente interesante es lo que hacen estos cerebros y que nos pueden ayudar a entendernos un poco a nosotros mismos, que diera Sócrates por saber esto.

          Si observa la imagen tomada del libro “la evolución de los tres cerebros” del Doctor aparte de observar que de nuevo le cambia los nombres a las regiones, este dibujo nos da una idea del lugar físico que ocupan estos cerebros.

         Según esta teoría lo primero que evolucionó hace quinientos millones de años fue el tronco cerebral que es la parte donde el cerebro se conecta con la médula espinal, la base del cerebro, esta parte constituye la mayor parte del cerebro de los reptiles, de ahí el nombrecito no se refiere a que alguna vez nos moviéramos como reptiles.

       Pegado al tallo y rumbo al cerebro tenemos al cerebelo y si se compara a los cerebros como computadoras biológicas al cerebelo bien le podíamos llamara la supercomputadora del organismo por la enorme capacidad de sus neuronas para generar conexiones múltiples.

        El cerebelo es el responsable de la coordinación,  de la propicepción o sea la forma como le llaman los científicos a la percepción inconsciente del movimiento y la orientación espacial, en la robótica emular esto ha sido un reto fenomenal.

       El cerebelo también se encarga del movimiento corporal, si ha estado viendo el patinaje artístico, la medalla de oro se la lleva el cerebelo ya que hace esta chamba a una velocidad increíble y con una complejidad asombrosa.

      Pero aún hay más, el cerebelo está conectado con el lóbulo frontal la zona del neocórtex encargada de la planificación intencional, es como el equipo de producción en una obra de teatro, está atento a ver que necesita el lóbulo para hacer sus conjeturas y le suministra la información de inmediato, bueno a veces se puede tardar un poco.

     Por si fuera poco el cerebelo tiene funciones importantes en las conductas emocionales complejas, en esas que no sabemos porqué las hacemos pero luego nos damos cuenta de que eran necesarias, bueno algunas veces porque la reflexión no es una de nuestras preocupaciones cotidianas.

        El cerebelo tiene las neuronas mas densamente conectadas de todo el cerebro por lo que hace una gran cantidad de funciones en forma silenciosa, sin pedir permiso a los otros cerebros, esto es, sin que le tengamos que poner atención consciente.

        De acuerdo a los escanogramas es la función más activa del cerebro, las acciones y respuestas sencillas, lo que hacemos en forma automática, actitudes predeterminadas, reacciones emocionales, actitudes repetidas, conductas condicionadas,  nuestros hábitos, aptitudes que hemos dominado se aprenden, coordinan, memorizan y almacenan en el cerebelo dejando libre al neocórtex para que atienda cosas más importantes y lo más importante es probable que sea donde radique el SER desde el punto de vista platónico.

        Para finalizar con este portento de la naturaleza le comentaré que una neurona del neocórtex tiene un promedio de 24,000 conexiones, las neuronas Purkinje del cerebelo pueden generar entre 100,000 y un millón de conexiones por neurona.

 

        Hace ciento cincuenta millones de años, la cortinas se descorrieron para que hiciera su aparición el Mesencéfalo o cerebro mamífero, llamado así porque se encuentra muy desarrollado en los mamíferos, bueno aquí nos fue mejor con el nombrecito.

         El mesencéfalo alcanzó su mayor aumento de complejidad y desarrollo hace tres millones de años llegando a la cima hace apenas doscientos mil años ¿apenas?  Bueno en la escala de tiempo que estamos manejando doscientos mil años podría ser ayer.

        El mesencéfalo tiene una gran importancia en nuestra conducta por lo cual también le llaman cerebro emocional y como se encarga de regular muchos proceso internos como regular la temperatura, niveles de azúcar en la sangre, ¿Conducta y niveles de azúcar? ¿Será que cuando lo tenemos ciclado en problemas de conducta se le olvide controlar al azúcar? Controla también la presión arterial, la digestión, niveles hormonales y mil cosas más  por lo que también le llaman el cerebro químico.

Se sabe que cuando algunas personas tiene problemas serios se le sube la azúcar, le aumenta la presión, se le hecha a perder la digestión ¿Será sobrecarga en el mesencéfalo? Bueno es pura elucubración.

        El mesencéfalo tiene funciones interesantes como tomar la decisión de luchar o huir ante una amenaza, es el que nos obliga a comer y tener sexo.

Por cierto en esta última función se auxilia del sistema simpático y parasimpático del sistema nervioso autónomo, bueno ahora ya se entiende el origen del nombrecito que le dieron a ese sistema.

A parte también controla el crecimiento y reconstitución del cuerpo.

       Para estas funciones se auxilia del Tálamo, hipotálamo, por cierto el hipotálamo es la parte mas importante del mesencéfalo ya que genera mensajeros químicos para todo el cuerpo, cuando le avisan de una emergencia le manda energía a las piernas para correr o a los brazo para defenderse, acelera las funciones de captación del entorno y arruina el estomago si usted abusa de el como en el caso del stress continuo y prolongado.

        La glándula pituitaria o glándula maestra es la que recibe las órdenes del hipotálamo para generar las hormonas necesarias para sus funciones.      

Hay que recordar que las hormonas inician y regulan las actividades de los órganos.

         Viene la joya de la corona del mesencéfalo ubicada justo arriba del cerebelo y es nada menos que la legendaria y mítica glándula pineal, conocida en algunas religiones como tercer ojo.

“Oficialmente” solo se encarga de controlar los ciclos de sueño y vigilia, generando melatonina y serotonina respectivamente, en los mamíferos que hibernan, en general nos avisa y controla de acuerdo a las estaciones del año.    

     Para las funciones de memoria el mesencéfalo se auxilia del Hipocampo, hoy los celulares inteligentes le han quitado mucho trabajo al Hipocampo ya que este no se preocupa por guardar direcciones, teléfonos, fechas de cumpleaños etc. Que antes hacía, sin embargo, sigue guardando memoria sensorial de las experiencias que vivimos.

Si de niño le jalaste la cola a un perro y te mordió, el Hipocampo hará que no te le vuelvas acercar a uno.

            Una de las maravillas que hace el Hipocampo es memorizar mezclas de sensaciones de nuestros sentidos, por eso es que un olor nos puede recordar una persona, un lugar, un hecho etc.

            La memoria asociativa nos permite de elementos conocidos generar nuevo conocimiento por similitud a hechos que tenemos en esta memoria.

            Aquí está también la curiosidad, eso que nos lleva a buscar nuevo conocimiento de lugares, personas o cosas.

            Aquí está también la amígdala y en su escritorio se encarga de procesar cuatro emociones primarias, agresión, dicha, tristeza y miedo.

            Algo importante la amígdala avisa al cuerpo lo que considera situaciones de vida o muerte.

            También se encarga de asociar emociones a nuestros recuerdos o como diría Freud ponerle pulsiones afectivas a nuestros recuerdos y símbolos.

              Algo que a intrigado a los científicos es que la amígdala reconoce rostros tristes, enojados etc. Aún sin ayuda de los ojos, ya que pacientes ciegos o personas con los ojos vendados han podido adivinar la emoción en la cara de las personas.

            Pegado al neocórtex pero integrante todavía del mesencéfalo están los ganglios basales, vaya con los nombrecitos, estos se encargan de integrar los pensamientos y sentimientos con las acciones físicas.

            Cuando el neocórtex manda demasiada carga electroquímica al resto del cerebro, este lo frena para evitar sobre reacciones o daños, recuerda cuando de adolescente veía pasar todos los días a esa muchacha espectacular, la seguía con la vista hasta que se perdía en el horizonte, ¿recuerda el día que le preguntó la hora y usted se quedó congelado sin poder mover el brazo para ver la hora? Bueno los responsables de que quedara usted como tonto fueron los ganglios basales, de igual manera cuando se queda inmóvil por un susto o una fuerte impresión.

            Las personas nerviosas o ansiosas que continuamente están viendo “Moros con tranchetes”, esto es, previendo posibles o hipotéticos peligros tienen una actividad intensa en los ganglios basales.

            Las personas que no paran de moverse, tiene los ganglios ligeramente hiperactivos y liberan ese exceso de energía con los movimientos.

            Ahora extendamos la alfombra roja para recibir al Neocórtex o cerebro nuevo, el logro mas sofisticado de la evolución hasta ahorita, muy desarrollado en los mamíferos y más en el ser humano, de hecho, es lo que nos ha diferenciado de todos los demás mamíferos.

            Ocupa mas del 60% de todo el cerebro y es el asiento de nuestra conciencia y creatividad, para algunos como Platón es solo la ventana donde percibimos y razonamos sobre el mundo exterior y aunque solo fuera eso, en si mismo es suficiente para maravillarnos de sus funciones.

            Hoy sabemos, bueno saben los estudiosos, que aparte de razonar, radican ahí las funciones de planear, intelectualizar, aprender, recordar, crear, analizar, comunicarse verbalmente, comunicarse verbalmente, tomar decisiones sofisticadas y complejas y muchas más.

            Sin el neocórtex podemos sentir frío pero es el que decide si prendemos la calefacción, nos ponemos otro abrigo o le hacemos al faquir y nos aguantamos.

            El neocórtex también tiene varias partes, está el cuerpo calloso que es un manojo  de miles de millones de conexiones entre ambos hemisferios.

            Los dos hemisferios cerebrales tiene cuatro partes llamadas lóbulos y se identifican por su posición los lóbulos frontales que no necesito decirle donde están porque su nombre los delata, luego los parietales a los lados, después los temporales, ahí si quien sabe de donde tomaron ese nombre porque son tan temporales como los otros lóbulo y atrás los lóbulos occipitales, me imagino que le pusieron el nombre por estar junto al hueso occipital o a la mejor al hueso le pusieron el nombre por estar cerca del lóbulo, finalmente son los de la nuca.

        Lo importante de los lóbulos es su función es su función, empecemos con los frontales.

     Son los responsables de la acción intencional, de la atención y coordinan el resto del cerebro.

        Los parietales están encargados de las sensaciones con el tacto, lo que sentimos en las manos y cuerpo, presión, temperatura, dolor, vibración, placer, el contacto con la luz, la discriminación entre dos puntos, la conciencia de lugar donde se ubican las partes del cuerpo, procesan la información recibida por los nervios periféricos, cada parte de este lóbulo esta relacionada con una parte de la superficie corporal, algo simpático fue el método para hacer estos planos, el investigador daba unos pequeños piquetes eléctricos en el lóbulo y el paciente le decía en que parte del cuerpo lo sentía, manos piernas etc.

        Este mapa no está en el mismo orden que el cuerpo, por ejemplo la parte que controla los dedos de los pies están junto a los genitales, tampoco la cantidad de neuronas que controlan están en proporción a la parte del cuerpo, por ejemplo la mano tiene mas masa sensorial que el pecho, la espalda y los brazos juntos.

      Los parietales también atienden las impresiones, con las tareas visuales- espaciales y la orientación del cuerpo y algunas funciones del lenguaje.

        Los temporales procesan sonidos, algunas percepciones, el lenguaje y la memoria, son los centros donde se procesa el olfato, hay ahí una región que nos capacita para elegir que pensamiento expresar.

     Algunos científicos ha estimulado eléctricamente los lóbulos temporales y las personas manifiestan fenómenos como el dejaVu sensación de haber estado ya en un lugar nuevo, emociones espontáneas elevadas y ensueños o revelaciones espirituales extrañas.

        Aquí esta también el pensamiento conceptual y la memoria asociativa, con los años el cerebro maneja mejor el reconocimiento de patrones, análisis muy complejos de ahí la sabiduría de los ancianos.

        Los lóbulos occipitales son los centros de visión por eso a veces se le llama corteza visual y tiene 6 regiones diferentes donde procesa las imágenes, esta abundancia de recursos tiene sentido ya que es la vista el elemento que mas usamos para movernos por el mundo externo.

      La vista no es de ninguna manera algo trivial el cerebro tiene que procesar muchas variable como luz, velocidad, forma, figura, profundidad y color y lo más importante, generar la tercera dimensión ya que los ojos funcionan en dos dimensiones.

       La primera capa es la corteza visual primaria y es la que se conecta directamente con los ojos al ir pasando por las siguientes capas se va agregando información de velocidad, forma, figura, profundidad y color hasta formar un holograma que identifica el cerebro.

        Hay gente que al perder la vista por daño en la primera capa puede “sentir¨ las otras características de la visión como la velocidad forma etc. Esta característica se observó por primera vez en la segunda guerra mundial, algunos soldados que habían quedado ciegos podía percibir la velocidad y la forma de un objeto a lo que llamaron “visión ciega”

         La zona 5 encargada del movimiento no puede ver objetos inmóviles y se activa solo en el movimiento.

          Del lóbulo frontal podríamos decir que es el asiento de la conciencia, es donde se piensa, sueña, se enfoca la atención, el timón de mando, ahí nace también la conciencia de uno mismo, donde el yo puede expresarse, la parte más evolucionada de la naturaleza, aquí podemos tomar nuestras emociones y darles significado.

        El lóbulo frontal es nuestra oficina donde pegamos en la pared pensamientos con sus asociaciones y generamos nuevo conocimiento y lo más importante darle significado a las cosas.

       Aquí está el timón de nuestro destino y el don divino del libre albedrío.

       Desde aquí se pueden activar todos los músculos voluntarios del cuerpo.

          La corteza  prefrontal es donde está la verdadera exclusividad del ser humano, ahí podemos cambiar la respuesta normal a un estímulo, la reacción normal a una acción, el efecto a una causa, lo más importante es el lugar donde podemos reconstruirnos a nosotros mismos que será el tema del siguiente capítulo, gracias por su lectura.

 

           

           

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

August 20, 2018

April 30, 2018

Please reload

JOIN MY MAILING LIST
RECENT POST
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now