Marcos Barraza Urquidi
Marcos Barraza Urquidi
  • Grey Facebook Icon
  • Grey Twitter Icon
  • Grey Pinterest Icon
  • Grey Instagram Icon
  • Grey Snapchat Icon

© 2017 by Marcos Barraza with Wix.com

Esas alegres neuronas XXXII,Humanos e individuos

 

 

Esas alegres neuronas XXXII

Marcos Barraza Urquidi

Humanos e individuos

-Oiga compadre, ¿Sabía usted que cada cabeza es un mundo?-

-¿Y porque el suyo está deshabitado?-

Hoy pomposamente presumimos de ser únicos y distinguibles y es cierto, pero ¿Que tanto somos iguales?

Y está pregunta nos da respuestas abrumadoras, tenemos una cantidad impresionante de cosas iguales.

            Por lo que podemos decir que lo que compartimos nos hace humanos y en lo que diferimos nos hace individuos.

            Compartimos características físicas, mentales y de conducta.

            -Momento, yo soy güero, ojos azules, billetera abultada, ¿De donde sacas que somos iguales?

            Los seres humanos caminamos erguidos en dos patas, ¿patas?, bueno piernas, bípedos púes, tenemos pulgares oponibles, vemos a colores y esto se debe a que tenemos la misma forma de procesar los estímulos visuales y las rutinas de movimientos.

            Pero no solo eso, comemos, digerimos, dormimos y usamos un lenguaje oral en forma semejante.

            Pero además experimentamos emociones muy similares, nuestro rostro refleja tristeza, coraje, alegría y mil rasgos más de forma similar, independientemente de la raza o cultura, a lo mejor no nos reímos del mismo chiste de un país a otro, pero somos increíblemente parecidos en nuestras emociones.

            Y lo mejor de la especie, tenemos el potencial para razonar sobre cosas sencillas y complejas, si ya sé que algunos no la usamos con la debida frecuencia, pero el potencial está ahí y es nuestra principal diferencia con las demás especies.

            Estos son nuestros rasgos genéticos de largo plazo, es la estructura y funcionamiento de nuestra especie, esto es , tenemos la misma química cerebral y los mismos sistemas funcionales, como dirían los científicos “La estructura se vincula a la función” mejor explicado por mi compadre, “Si tienes una bicicleta, solo hay una forma de pedalear”.

De ahí que la estructura del cuerpo humano delinee gran parte del cerebro, normalmente todos tenemos ojos, oídos, nariz, boca, piel iguales por lo que los circuitos neuronales que los manejan nos llevan a funciones como el dolor, placer, reacciones ante altas temperaturas y presiones prácticamente iguales, pero no solo las percepciones sino también las acciones motoras son muy parecidas, caminamos, comemos, agarramos los objetos de una forma muy similar.

Todo esto se ha ido perfeccionando a través de eones(muchos años) y es lo que nos hace ser humanos diferentes a los demás animales, aunque no totalmente distintos.

Con los mamíferos coincidimos en procedimientos como el comer, digerir etc. Incluso hasta circuitos neuronales como el que vimos de “Huir o pelear’ y no se diga con los animales domésticos que a veces nos sorprenden con sus reacciones casi humanas.

A través de los “eones”, otra vez la palabrita, nuestro cerebro ha aprendido y se ha reconfigurado para sobrevivir al medio ambiente y no solo eso, sino que lo ha cambiado bajo el principio básico de sobrevivir.

Es importante destacar que nuestros anhelos de superación y trascendencia han sido también una fuerza poderosa de transformación, anhelos registrados en la filosofía y teología.

 Hasta aquí lo que nos hace ser iguales, humanos, ahora lo interesante es saber que nos hace individuos únicos.

¿Como se genera el YO? El ego o mejor dicho el “Usted”  ¿Porque algunos son agresivos o extrovertidos, mientras que otros son tranquilos y tímidos?  ¿porque algunos son buenos para las matemáticas mientras otros son brillantes en la música? ¿Porqué esa diferencia de metas, aspiraciones, sueños, deseos, emociones ¿Porque esa diversidad en las aptitudes del ser humanos?

Aquí se antojaría contestar “No sé” dar por terminado el capítulo e irme a jugar dominó, pero veamos que dicen los científicos porque si le preguntamos a los filósofos o teólogos las respuestas llenan bibliotecas.

Hay varios factores, en primer lugar, los rasgos genéticos a corto plazo, esto es, nuestra individualidad nace de los genes de nuestros padres y generaciones anteriores.

Sin embargo no somos “iguales” a nuestros padres ya que heredamos solamente una combinación exclusiva de material genético y como a ellos les pasó lo mismo, puede ser que nos hereden lo que heredaron de sus padres y a su vez ellos heredaron de los suyos etc. ¿Le suena en algo la palabra dinastía?

Como los genes son encargados de producir proteínas en todas las células del cuerpo, es probable que el gen de las orejas del padre y el gen de la estatura de la madre nos haga orejones y chaparros, pero felices.

Pero esto no es lo importante, lo crucial son los patrones de conexión de nuestras células nerviosas, alias neuronas.

Antes de seguir les voy hacer una confidencia, una vez me rasuraba distraídamente y de repente me sorprendí al ver en la otra cara del espejo el rostro de mi padre,  algunas veces hago cosas que hacía mi padre y no me gustaban, hago el reclamo ¿Porqué no me heredó sus múltiples virtudes?

Y aquí viene la sentencia de los científicos, que de alguna forma hemos observado. “El cerebro de cada ser humano tiene una configuración exclusiva, acorde a las instrucciones del ADN de sus progenitores” o mejor como lo explicaba mi abuela “Ay mijito no lo hurtas lo heredas”

Siguiendo con la onda de los científicos , ellos afirman que: “cada uno de nuestros padres, habiendo tenido ciertas experiencias, adquirido aptitudes y rasgos de personalidad particulares y abrazado ciertas emociones, almacena esta información en redes neuronales y nos pasan parte de su temperamento y propensiones en la forma codificada de genética de corto plazo.

Esto es muy importante para el conocimiento de nosotros mismos, ya que el estudio de nuestros padres no puede ayudar a entendernos a nosotros mismos, pongo dos ejemplos, si la madre tiende a deprimirse, ¡Ojo¡ tenemos que ponerle mucha atención a nuestras depresiones, si por otro lado desarrolló actividades musicales, tendremos el “plano temporal” ubicado en el hemisferio izquierdo crecido, lo cual nos permitirá desarrollarnos fácilmente en ese campo, si nos interesa.

            Pero ¡Cuidado¡ no somos como nuestros padres, ni estamos condenados o predestinados a ser como ellos, porque heredamos solo los rasgos gruesos de la personalidad, no la información específica y como cada ser humano recibe una herencia genética única y una “instalación” exclusiva, luego la cualidades de nuestro cerebro y nosotros mismos nos lleva a ser individuos únicos.

            Esta ‘instalación” se irá modificando con el entorno y sobre todo con nuestros pensamientos y acciones de ahí que nuestro estado actual, nuestro “conectoma” es responsabilidad exclusiva de nosotros mismos, el cerebro es un elemento plástico que podemos modelar con disciplina y mucho trabajo ,para poder llegar a ser lo que queramos en la vida.       

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

August 20, 2018

April 30, 2018

Please reload

JOIN MY MAILING LIST
RECENT POST
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now